Banda Sonora original… o no

Y volverán a sonar las trompetas, y volverán a rugir los tambores. Y lo harán como siempre, tristemente.

No pensemos en lluvia; este año es lo de menos. Después de este gran vacío en las calles en época Santa y pandémica, lo poco será mucho, aunque cuanto más, mejor. Este año, quizás, dé igual todo. Lo importante es que viviremos un momento histórico, volveremos a celebrar la semana más grandiosa del año, el fervor religioso con más sentimiento y el espectáculo cultural más grande.

Pero, dejando esto a un lado, me pregunto si estos años han sido vacíos realmente o no. Y me centro en la música. Algo está pasando con la música y creo que es hora de hablar alto y claro.

Yo me imagino cada salida, cada estación de penitencia, y pienso que muchos otros lo harán igual, como una gran película. Y de igual modo, cada una va acompañada de su BSO. Pero ¿qué pasaría si de cada 100 películas, 98 tuvieran la misma BSO? Es algo que no puedo imaginar; sería ridículo, un atentado a la originalidad. ¿Y qué es sino esto lo que ocurre en nuestras procesiones?

Parece que la Semana Santa (desde el punto de vista de la puesta en escena) no deja de ser una copia de las más aclamadas de Sevilla, y esto es algo que me entristece. Como músico, posiblemente loco, por qué no, debo decir que es absurdo. Mirar a Sevilla es necesario, no lo discuto, porque ¿quiénes mejor que ellos nos pueden enseñar, y nos pueden inspirar? Seguramente nadie. Pero de ahí, a luchar por ser el que mejor copia, aburre.

Volvamos a las calles, volvamos a mostrar todo nuestro potencial, pero apostando por lo que es único. Si solo hubiese tres compositores en el mundo del pop, y el resto se dedicará a interpretar lo mismo, como si de un karaoke se tratara, no habría duda. ¿Por qué en esto si la hay? ¿Es que no hay compositores de música cofrade? Yo creo que sí, y muchos. Entonces, ¿Por qué las bandas no apuestan por un repertorio propio y dejan de ser «radiocasettes» de los discos sevillanos? Podemos llamarlo falta de originalidad o tener un gran grado de catetismo, no lo sé, pero lo que si sé es que las hermandades y cofradías no ayudan. Son los primeros en querer irrumpir en una plaza, a los sones de «La Pasión» o de «Eternidad». Y mientras, unos por pura ignorancia y otros por tener que buscar el dinero que los hace sobrevivir, no nos dan esperanzas de que algo vaya a cambiar.

Entiendo que una banda que empieza, que a lo mejor no tiene cómo hacer esa música original, dedique sus primeros años a tocar marchas clásicas, y que una hermandad quiera tenerla tras su titular, e incluso que haya bandas que sólo se dediquen a eso. Pero evolucionar no debería significar ser los que mejor copian las originales, en ningún otro campo es así y no entiendo por qué en este sí.

En fin, no queda ya nada para que comience el espectáculo, y seremos felices reviviendo lo que no hemos tenido en un tiempo, pero pensadlo; ¿Podríamos vivir en pocos años esa evolución o no? ¿Podremos tener grandes bandas como las sevillanas o nos tendremos que conformar con aspirar a traer «La Tentación» en un mercado de orquestas de pueblo?

Buena Semana Santa para todos.

ElMusiquitoLoco

1 comentario en «Banda Sonora original… o no»

  1. Me encanta.
    Alguien que expresa, muy bien por cierto, lo que muchos sentimos y otros, aun sin saberlo, lo necesitan.
    Un abrazo musiquito, aun hay esperanza para este sentimiento que no es propiedad de nadie.

    Responder

Deja un comentario